¿Por qué la búsqueda de Espiritualidad en nuestros días?

Aportación de la Mtra. Miriam Pliego para el Instituto Mexicano de la Pareja

espiritualidad

 

En momentos tan dramáticos, el ser humano se sumerge en las profundidades del Ser y se hace una serie de preguntas básicas: ¿Qué estamos haciendo en este mundo? ¿Cuál es nuestro lugar? ¿Cómo asegurarnos un futuro que sea esperanzador para todos los seres humanos? ¿Qué podemos esperar más allá de esta vida?.

ESPIRITUALIDAD: es todo aquello que produce en el ser humano una transformación. Puesto que el individuo es un ser de transformaciones, ya que nunca está acabado, sino está siempre haciéndose, física, psíquica y socialmente, la metamorfosis interior son los verdaderos cambios alquímicos, capaces de dar un nuevo sentido a la vida o de abrir nuevos campos de experiencia y de profundidad rumbo al propio corazón y al misterio de todas las cosas. Es a partir de ese interior, que se desencadena toda una red de cambios en la comunidad, en la sociedad, en las relaciones con la naturaleza y con el universo entero.

La espiritualidad es una dimensión profunda del ser humano como el momento necesario para la plena manifestación de nuestra individuación y como espacio de paz en medio de los conflictos y desolaciones sociales y existenciales. Ésta se relacionada con las cualidades del espíritu humano, tales como el amor, la compasión, la paciencia, la capacidad de perdonar, la alegría, la armonía, que proporcionan felicidad al propio individuo y a los demás. Se trata de una experiencia fundamentalmente amorosa en la que nos sentimos envueltos por la realidad divina, este encuentro que mueve nuestra interioridad.

espiritual

Anuncios

Tanatología: el proceso de morir

Image

Compartimos este artículo que nos habla sobre la Tanatología y el proceso de morir.

 De Patricia Beatriz Denis Rodríguez, José Siliceo Benítez y Andrés Hermida Moreno

La muerte es un hecho trascendental que pone fin a la vida y que suscita en el hombre las más grandes reflexiones y profundas preguntas. El mundo occidental se caracteriza por tener la incertidumbre de la muerte, y con frecuencia sentimos temor de morir, aunque de antemano sabemos que es el único porvenir seguro que tenemos como seres humanos.

Filósofos y pensadores importantes que han existido a lo largo de los tiempos, como Platón, Aristóteles o Epicuro, han tenido como objetivo dilucidar el significado de la muerte y auxiliar al ser humano en su temor frente a ella. Las religiones o creencias en torno a la vida, como las de los judíos, cristianos, hinduistas, budistas y demás, tienen variados conceptos y rituales de la muerte, pues algunos creen en la posibilidad de la reencarnación o la resurrección, o de una vida eterna en el cielo o en el infierno.

El sentido de la muerte en el México prehispánico y en nuestras etnias actuales está ligado a ciertos dioses y a la vida después de la muerte; de hecho, el mexicano actual ha llenado su mundo de mitos y leyendas, de poemas, canciones, dichos populares y de una mezcla de temor y humor; incluso se dice que nos burlamos de la muerte o reímos de miedo, pero ¿estamos preparados para morir o para perder a un ser querido? Seguramente la respuesta será un rotundo no.

La muerte es un proceso natural de la vida, tan cotidiano como el nacimiento de un nuevo ser; el problema está cuando nos toca de cerca, pues en ese momento atravesamos por una serie de sentimientos tales como fragilidad, vulnerabilidad y amargura, los cuales no estamos preparados para enfrentarlos y vivir con ellos; la mente reacciona de manera diferente cuando este trágico suceso llega a nuestras vidas, y entonces las reacciones son intensas, con cambios psicológicos, conductuales y emocionales que marcan la vida por lapsos variables.

El duelo es el proceso que cada ser humano experimenta de diferentes formas e intensidades que varían según la edad, el sexo, el vínculo afectivo, la fortaleza emocional y espiritual y hasta la cultura a la que pertenecemos.

La finalidad del duelo es recuperarse de la manera más saludable en el tiempo más corto posible y alcanzar en ese tiempo el equilibrio emocional, y no transcurrir de un duelo considerado “normal” a padecer un duelo patológico, que es cuando se vive y se reacciona con sentimientos y emociones desproporcionados a los que se esperan cuando un ser amado muere. Este tipo de duelo requiere ayuda profesional inmediata.

Las etapas del duelo europeo difieren de las del mexicano y, en general, de las del latino, según opina la doctora Elisabeth Kübler-Ross, quien es considerada como la madre de la tanatología. Propone que la elaboración del duelo ocurre en cinco etapas: negación y aislamiento, ira, regateo, depresión y, finalmente, aceptación. En México, el doctor Alfonso Reyes Zubiría tiene una visión distinta respecto del proceso de duelo y de las emociones anteriormente descritas. Al mexicano –señala– lo caracteriza la religiosidad y el apego a la familia, ingredientes que lo hacen vivir estas etapas de manera distinta al europeo; refiere sentir una gran tristeza a lo largo del proceso de duelo, pero la religiosidad hace que alcance en la mayoría de los casos la aceptación mediante la fe. Las etapas que el mexicano vive son, entonces, la depresión, la ira, el perdón y la aceptación.

En ocasiones es posible sufrir síntomas idénticos a los de un proceso de duelo sin que se haya padecido la muerte de un ser querido debido a la ocurrencia de sucesos que pueden desencadenarlos, como una enfermedad incurable o terminal, un divorcio, la pérdida del trabajo o de un miembro anatómico, la ruina económica, una decepción amorosa, la prisión o un fracaso profesional, entre otros. El tanatólogo deberá asistir a estas personas para que logren la aceptación del hecho en estos casos, y orientar a la familia a vivir un proceso de duelo lo más saludable posible y en el menor tiempo, si hubiese ocurrido la muerte de un ser querido.

La tanatología es una disciplina científica que estudia las conductas que pueden representar una amenaza para la vida; es una ciencia multidisciplinaria de la que hoy se habla más frecuente- mente y que tiene resultados considerablemente útiles.

En la actualidad, hay un gran número de personas preparadas para ayudar a curar el dolor del proceso de morir, tanto en el enfermo como en la familia. El trabajo tanatológico no termina con la muerte de alguien, sino que continúa hasta que el familiar concluye su trabajo de duelo y llega a la verdadera aceptación de la muerte de su ser querido.  

Fuente: Revista de Divulgación Científica y Tecnológica de la Universidad Veracruzana

Volumen XXII
Número 2

LA ASTROLOGÍA EN MI VIDA…

astrooo

MAESTRA DEL INSTITUTO MEXICANO DE LA PAREJA.

ZINNIA SANCHEZ

Quizá el momento más trascendental en mi camino a través de la Astrología fue cuando realmente entendí que al mirar las estrellas puedo ver mi interior, literalmente.

La Astrología ha sido parte de mi vida desde que tengo memoria; Mis padres la estudiaron, mi tío fue un gran Astrólogo y yo soy quien ha heredado la enorme responsabilidad de continuar con sus esfuerzos. La estudié por muchos años como un proceso de autoconocimiento pero con el tiempo, mi relación con la Astrología se fue haciendo más profunda y significativa por lo que decidí estructurar formalmente todo mi conocimiento a través de una certificación en la “Faculty of Astrological Studies” en el Reino Unido y así ganarme el honor de ser llamada Astróloga.

A través de los años he aprendido mucha Astrología, pero mucho más allá de eso, he aprendido sobre mi misma, a niveles realmente profundos y he podido desmenuzar mis recovecos psicológicos a través de entender el firmamento. También me ha dado la oportunidad de ayudar a otros a entender sus propios procesos y existencias.

La Astrología exige  trabajo muy duro y compromiso total, es emocionante y demandante pero abre las puertas al entendimiento del orden divino a todos aquellos privilegiados que escuchan el llamado de las estrellas.

astrologia

 

TRADICIONES MILENARIAS ¿SABES QUÉ SON?

¿Qué hace importante a las Tradiciones Milenarias?

La esencia radica en el hecho de que a través de la historia de la humanidad ha habido varios sistemas de descripción y estímulo para la evolución del alma humana.  Sin embargo, dichos sistemas no recibieron el nombre de Psicología, ya que este fue acuñado siglos más tarde, pese a lo cual son tan válidos para mapear el paisaje del alma humana como la Psicología moderna. 

Algunos de estos sistemas son: Arcanos mayores del Tarot y su progresión, La Kabalah, como descripción y sistema evolutivo; I Ching ; Alquimia; Simbología Astrológica, etc… Todos, ayudan a explorar en diferentes niveles al ser humano, enfocados principalmente en la psicología y el estudio del alma.


Estas materias son impartidas en pocos lugares de forma profesional, algunas instituciones en Londres ofrecen algo de esto. Sin emabrgo el Instituto Mexicano de la Pareja ofrece un Diplomado en Tradiciones Milenarias coordinado por el Dr. Mariano Barragán. Sin duda un diplomado que te colocará a la vanguardia en el estudio del ser humano a otros niveles de reflexión y análisis.

Si deseas más información y aprender de ello, te pedimos comunicarte al 52570152 o visita http://www.ametep.com.mx o conéctate a Twitter por @ametep o en facebook.com/ametep si radicas en la Ciudad de México.

TradMIlposterAGOSTO