El surgimiento de la nueva Tanatología

Hoy en Diabloguemos queremos compartir esta información, bien estructurada y concisa acerca de las nuevas corrientes tanatológicas. Esperamos les sea útil.

enfermo-terminalLas variantes tradicionales de la tanatología se ocupan de los cadáveres. La nueva Tanatología que surgió hace más de tres décadas, se ocupa de las personas: atención a los pacientes terminales, sus familias y allegados.

Hay dos profesionales que son claves en este surgimiento: Cicely Saunders y la Doctora Elizabeth Kübler-Ross.

Se entiende por ” hospice ” el movimiento desarrollado en 1967 por la Dra. Cicely Saunders, enfermera, en Inglaterra. Esta modalidad de trabajo sostiene que la persona que va a morir puede y debe ser asistida para aliviar el dolor y otros síntomas físicos y psíquicos provocados por la enfermedad y sus vicisitudes.

 

Los hospices representan algo más que un lugar físico en donde una persona va a morir con dignidad; es también una actitud frente al paciente y su familia, que siempre toma en cuenta:

1.- El control del dolor y de otros síntomas que se presenten.

2.- La persona con enfermedad terminal es una persona, no una cosa que puede manipularse, por lo tanto es el paciente el queenfermo-terminal--644x362 participa activamente, junto con el equipo interdisciplinario de Tanatología que lo acompaña, en las decisiones fundamentales, como la continuación o no de un determinado tratamiento o el lugar donde recibirlo.

3.- El paciente tiene el derecho de saber el estado de su enfermedad y los tratamientos paliativos que le suministran. Esto no quiere decir que se lo abrume con información no solicitada, sino que un equipo sensible establece una buena comunicación con el paciente y su familia contestando lo que el paciente pregunta, y dicho de una forma veraz, pero teniendo en cuenta hasta donde esa persona puede tolerar esa información. Y en forma acumulativa.

4.- El apoyo a la familia, que es fundamental para poder ayudar a la persona con enfermedad terminal. Cada uno de los miembros de la familia reacciona con pautas individuales de acuerdo a su estructura psicológica, a la historia personal y a los vínculos con el enfermo. Algunos tratarán de sobreprotegerlo y así lo aíslan o agobian con atenciones no solicitadas; otros desaparecen con distintas justificaciones. Se hacen a veces más evidentes los sentimientos negativos (rivalidad, rencores, etc.)

5.- El equipo actúa ayudando en los procesos de aflicción y duelo, detectando los casos de duelos patológicos, y sugiere la terapia adecuada.

                                                                                                                                                                                                                               Cita de acuerdo a la Norma ISO 690-2
Bravo Mariño, Margarita “¿Qué es la tanatología?”. Revista Digital Universitaria [en línea]. 10 de agosto 2006, Vol. 7, No. 8.
[Consultada: 11 de marzo de 2013]. Disponible en Internet: <http://www.revista.unam.mx/vol.7/num8/art6/int62.htm&gt;
ISSN: 1607-6079.

Para más información de tanatología y otros temas  de psicología, no olvides visitar:
http://www.drmarianobarragan.com
www.ametep.com.mx
http://www.facebook.com/ametep
www.twiitter.com/ametep @amtetep  

Anuncios

Una cita a la que nadie falta (La muerte).

Aporte de Monserrat Chalamanch Castellá, Psicoterapeuta en Tantatología para el Instituto Mexicano de la Pareja

¿A qué me refiero cuando hablo de una cita a la que nadie puede faltar? Sin duda es el suceso inevitable que todos los seres vivos cumplen por haber vivido.

Es un acontecimiento inconmutable y muchas veces sorpresivo. No hay edad reglamentaria para acudir a ella. ¡Simplemente llega! Tanto de manera inesperada como consecuencia de accidentes, o la  ya prevista por enfermedades crónicas o vejez, o porque alguien decide encontrarla por si mismo.

¿Por qué hablar de la muerte o del morir en general cuesta tanto trabajo? ¿Será porque pensar en qué pasará si faltamos provoca incertidumbre? O bien, porque nos surjan dudas ante cómo familiares o personas cercanas nos habrán de guardar en sus recuerdos, si tal vez sean así cómo así como quisiéramos que nos recordaran, o si acaso saldrán aquellas verdades que siempre quisimos guardar, las preservadas para que según nosotros, viviéramos más felices.

Qué trabajo cuesta no volver a ver a seres queridos, abuelos, padres, hermanos, parejas o amigos. Qué dolor tan fuerte es no volver a ver a ese hijo en quien se depositaran tantas expectativas; cuántos planes e ilusiones teníamos que no se cumplieron.

Ante realidades tan tristes e inevitables como estas, ¿Cómo es que los seres humanos que habiendo pasado por alguna de estas pérdidas pueden seguir viviendo y son capaces de volver a trabajar , tratan de ser felices y vuelven a sonreír a pesar de afrontar ese vacío? Será porque si mientras llegan a su cita se esfuerzan por buscar la posibilidad de estar más preparados, como quien procura presentar un currículo impecable para solicitar trabajo.

Este artículo tiene la finalidad de reflexionar sobre nuestro círculo de vida, para aportarle día con día el esfuerzo que a veces cuesta vivir. Y muchas veces son quienes ya llegaron a su cita, los que con sus ejemplos y enseñanzas nos dan la posibilidad de enriquecer nuestra vida.

Gracias a todos los seres humanos que llegaron a su cita, pues con su ausencia física nos enseñaron a vivir sin ellos, a ser más fuertes y a tener una mejor conciencia de vida, hasta que llegue el momento de cumplir con nuestra cita.

Te esperamos en el Diplomado en Tanatología, los días Miércoles de 11:00 am a 1:30 pm.
Pregunta costos e información en www.facebook.com/ametep o twitter @ametep
o llama al 5257.0152 

¡¡¡Te esperamos!!!