LA IMPORTANCIA DE CONOCER EL MITO PERSONAL

Por: Laura Angélica Sánchez Vargas6344.jpg

Casi todos sabemos o hemos escuchado qué es un mito, (Del griego mythos-relato, cuento) o en algún momento leímos historias de dioses y seres fantásticos que nos trasladaban a escenarios tenebrosos o maravillosos llenos de magia. Sin embargo, pocos saben la importancia y trascendencia que dichas historias tienen en nuestra vida y que por algo nos llamaban la atención y nos atraían con tanta fuerza o curiosidad.

Es común que la gente se identifique con “modelos” de personalidad, mismos que socialmente se conocen como “estereotipos”. Estos perfiles vienen de mucho tiempo atrás y han pasado de generación en generación, de manera inconsciente forman parte de aquello que Car Gustav Jung denominó “inconsciente colectivo”, es decir, símbolos básicos, que expresan arquetipos de un inconsciente colectivo universal.

¿Pero qué es un arquetipo? Son imágenes ancestrales, experiencias y recuerdos de nuestros antepasados y una de sus características principales es que se desarrollan y generan por medio de la influencia del entorno sociocultural al que pertenece cada persona.

Los mitos nos han acompañado desde el momento mismo en que la humanidad trata de explicarse el origen del universo y su misión dentro de él. Diversas son las culturas que a lo largo de su historia han dado respuesta a sus preguntas por medio de los mitos, pero hay una que sobresale de todas, siendo modelo en muchas asignaturas. Esa cultura es la griega, que con gran sapiensa le dio nombre a las cosas, a las acciones, destaparon las pasiones, emociones , errores y tormentos del ser humano ligados a los de los dioses, pues además, no dudaron en recordarnos que dentro de nosotros habita una “chispa divina”.

La utilidad de los mitos va más allá de explicarnos el origen propio y del mundo, nos aproximan a entender e interpretar nuestra historia personal. Si exploramos un poco encontraremos en estas historias muchos símbolos que nos hablaran de nuestro mundo interior.

Uno de dichos símbolos que podemos encontrar en estas historias es el inframundo que representa capas profundas de nuestro inconsciente, esa parte de nosotros donde se esconde el dolor, la tristeza, la depresión, la soledad y los deseos que nunca se hicieron realidad, recuerdos y sentimientos que nos lastiman y hemos mandado a lo más profundo de nuestra psique.

Otro de los elementos que podemos encontrar es el “Tártaro”. “En nuestro Tártaro interior habitan las energías más obscuras, negativas y desconocidas, aquellos elementos de nosotros mismos que desconocemos totalmente. Pero también es el lugar donde el alma se purifica, se limpia” (Martín,González. 2017). Cuando contactamos con la parte más obscura de nuestro interior, podemos hacer cambios, tocar el dolor nos modifica. Abre nuestros ojos a nuevas posibilidades.

Los dioses griegos poseen características que representan poder, furia, rebeldía, violencia, bondad, amor, venganza, poder, luz y obscuridad. En la mitología griega existen infinidad de deidades, pero los más comunes para nosotros, los mortales, son: Zeus, Afrodita, Hera, Apolo, Hades, Deméter, Perséfone, mismos que nos brindan información valiosísima al momento de indagar sobre nuestra personalidad.

Cuando nos adentramos en nuestro mito personal vamos descubriendo más sobre nosotros mismos y tenemos la posibilidad de trabajar en su contraparte, en aquellas “Dificultades Psicológicas” como las llama Jean Shinoda Bolen en su libro: “ Las Diosas de cada Mujer”. Una nueva psicología femenina. De tal forma que podamos equilibrar las cualidades y dificultades que conforman nuestra historia.

En cada persona habitan varios dioses, dependiendo de la etapa de la vida en que nos encontremos. Algunos especialistas como la psicóloga Anamar Orihuela, opinan que cuando queremos desarrollar las cualidades de determinado dios o diosa debemos acercarnos a ella, o él, identificar sus símbolos, aquello que nos resuena en lo más profundo. Por ejemplo, si deseamos descubrir nuestra parte paternal, líder, ser más emprendedores o reconocer al ser exitoso que duerme en nuestro ser podemos acercarnos a las cualidades de Zeus. De igual forma, entendemos mejor por esta herramienta la manera en que nos relacionamos con la familia, los amigos y la pareja.

Dentro de la psicología éstas historias y relatos son un recurso muy valioso para ayudar y orientar a los pacientes. El terapeuta es esa “Perséfone, Reina del Inframundo” que ayuda a los demás a transitar por el mundo subterráneo de quien solicita apoyo terapéutico para salir transformado y victorioso.

REFERENCIAS:

-Bolen, S.J. (2014). Las Diosas de Cada Mujer. Una nueva psicología femenina.

Barcelona: Kairós.

-Martín, M. I. y González, R. (2017). Los Dioses y Dioses Griegos viven en tu Interior. Segunda Parte. Recuperado de dirección electrónica.

-Jung, G.C.(2012). El Libro Rojo. Buenos Aires: El Hilo de Ariadna.

-https://soundcloud.com/marthadebayle/las-8-caras-de-ellos. Anamar Orihuela.

-anonimo. (2017). Mito. 6 de noviembre de 2017, de Fundación Wikimedia Sitio web: https://es.wikipedia.org/wiki/Mito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s