ANALISIS DEL LIBRO “PODER Y DESTRUCTIVIDAD EN PSICOTERAPIA”

Compartimos esta reflexión acerca del libro Poder y Destructividad en Psicoterapia de Adolf Guggenbhul- Craig y la labor del terapeuta, espero lo disfruten y dejen comentarios al respecto.

Por Kam Chai, estudiante de Maestría en Psicoterapia Individual y de Pareja en el IMP

librogugenbEn el siguiente artículo, realizo un análisis del libro totulado “Poder y Destructividad en Psicoterapia” de Adolf Guggenbhul- Craig, en el cual abordo diversos conceptos e ideas que se desarollan a lo largo de su obra. Al comenzar con este análisis me cuestiono de manera inmediata si el supuesto “poder” me es otorgado por la sociedad o si yo decido tomarlo aunque no me confiera, o si es un poder atribuido desde los planos más elevados como el espiritual o un dios.

De Igual forma cómo saber qué es lo necesario mas no lo mejor, exclusivamente lo necesario, por ejemplo cómo poder sanar a los niños de familias disfuncionales, siguiendo el ejemplo, cómo saber si no estamos causando más daño del que ya hay o cómo saber si es lo que el niño o los padres necesitan, ya sea estar juntos o separados, cómo saber si el estar juntos es lo que necesitan, cómo intentar saber el destino de cada persona y no interferir en ello.

Por otra parte, también se menciona sobre cómo el Estado toma la custodia de niños y niñas y que según sus criterios puede estar en peligro la salud de los mismos. Con esto recuerdo cuando trabajaba en Locatel y llamaban para hacer reportes de maltrato y nosotros no sabíamos si eran falsas las versiones de los que llamaban o no, o si era alguna venganza para que algún padre o madre perdiera la custodia de su hijo, nosotros simplemente levantábamos un reporte de maltrato, es decir, los criterios para determinar la salud mental, la adaptación y lanormalidad aún no están claros.

Ahora bien, en esta profesión los psicoterapeutas estamos constantemente entre dos líneas que nos separan del abismo, es como si camináramos en la cuerda floja a metros del piso. Por un lado está lo que es mejor o más saludable para el paciente, según su medio, incluyendo su familia, amigos, maestros, jefes y terapeuta y del otro lado están sus deseos y necesidades, las satisfacciones y frustraciones personales del paciente,  el terapeuta puede ser esa barra que ayuda al equilibrio para no caer en alguno de ambos, si es que el paciente  aún no lo hace.

Dicen que el poder genera control, considero que una formas más aceptables y tal vez la más saludable seria el conocimiento, este genera el poder, aunque delicado en el campo de la psicología y sobre todo de la población con la que trabajamos voy a tratar de explicar.

PsicoterapiaEsher1Primero que nada dicen que buscamos lo que necesitamos y según lo necesitamos porque carecemos de, por ejemplo, parecido a el por qué buscamos comida porque por cubrir la carencia de ciertos nutrientes y vitaminas etc. Busco estudiar para satisfacer mis necesidades de conocimiento y disminuir mi carencia de ignorancia. Buscamos una pareja que en lo más profundo va a compensar desde la (dependencia) o a complementar desde (lo saludable) mis carencias, y a consecuencia, busca satisfacer mis necesidades. Estos y muchos otros ejemplos con la finalidad de mantener una homeostasis, es decir un equilibrio.

Ahora bien lo delicado está en que trabajamos con personas, seres que sienten y viven, es decir tenemos un poder incalculable, podemos tener el poder de hacer cambiar a un paciente y como al cambiar, también cambia su dinámica familiar,  luego su comunidad, y si cambia la comunidad cambia la naturaleza y luego el mundo, sigue el universo al que todos estamos ligados sin independencia, todos somos seres interdependientes.

En el texto dice que la sombra del médico es el charlatán mismo y yo agregaría uno más, esta sería la soberbia. Unas de las personas que nos pueden mostrar nuestra sombra  son los enemigos, conocen más nuestros puntos ciegos, recuerden a mayor persistencia mayor resistencia. Quiero pensar que si una persona logra pasar tanto tiempo generando autoconciencia perdemos de vista al inconsciente, siempre van de la mano. Es de suponerse que nos volveríamos locos si todo el tiempo tenemos presente a la conciencia y la inconciencia, pienso que la conciencia nos protege del inconsciente, ya que es el contenido que existe para salvaguardar al yo.

Me cuestiono también, acerca de que si la sombra se llamara así porque se encuentra debajo de nosotros y que sólo es proyectada y manifestada sólo cuando hay luz (es decir el conocimiento). La sombra nos sigue a todas partes, incluso cuando estamos dormidos o cuando corremos, la sombra no es clara, es oscura, no tiene detalles, sin embargo reconocemos cuál es la nuestra y  de la que nunca nos podremos desprender de ella. El nombre es sumamente acertado.

Por otra parte “mi ego” es lo que niego, lo que no quiero ver pero quién determina lo que se encuentra en la sombra. Por ejemplo, en el texto del libro dice que el otro puede ser parte de la sombra, si tiene honorarios altos o bajos y es quien lo determina, esto es, como terapeuta puedo ofrecer terapia porque quiero ayudar o porque quiero tener una mejor calidad de vida o porque llena mi “egoteca” al “salvar” a un paciente pienso que todo esto, lo cual no es dañino siempre y cuando mantenga un límite para no dañar a un tercero.

430101_360689957285451_874774817_nMuy comúnmente caemos en el error de decir que el paciente no ha podido ver al terapeuta como tal, más bien ve al padre, a la hija, al tío etc. Lo cual es un gran error porque se está dando por hecho que el terapeuta y el tío son completamente iguales y jamás va a existir esa igualdad, tendemos a generalizar a igualar a personas les quitamos identidad. Voy a mencionar otro ejemplo, cuando una persona se siente triste se dice deprimida, cuando una persona es ordenada se le dice obsesiva,  tenemos a determinar algunas características en común con síntomas del trastorno, en el momento en que hay transferencia al relación y el vínculo una vez por lo que tenemos dos opciones, quedarnos con esa transferencia y género con un vacío estéril o intentar conocer y comprender al otro desde su pasado, presente y futuro y generar un vacío fértil. Una de las formas en que podemos conocer el contenido de la sombra es la pareja y podría decir que sólo el cincuenta por ciento, ya que  en el otro cincuenta, está vertida la proyección de su misma sombra de la pareja. A pesar de eso, no deja de ser real esta opinión, ya que en la pareja, la sombra está dentro y fuera.

 En el texto, menciona que el potencial psíquico de un individuo es limitado y no estoy de acuerdo con esta afirmación. En el momento en que se habla de potencia, automáticamente se habla de un desarrollo, además la conciencia es tan infinita como el universo y sólo hasta el momento en que alguien encuentre un límite aceptaré la firme creencia que tanto la conciencia, la sombra y el inconsciente son infinitos

Yo pienso que parte de nuestra sombra tiene información sumamente sabia, y lo explicaré  a continuación. La vista y el oído son dos de los sentidos por los que recibimos los estímulos que captan nuestra atención, después nuestro consciente la procesa y retroalimenta, sin embargo el hecho de que nos prestemos atención a ciertos estímulos no quiere decir que no la recibamos y que de igual forma no la procesemos de manera inconsciente, y cómo saber si la dirección que le damos a la terapia es desde nuestra conciencia o desde nuestra sombra, yo pienso que ambas aportan un camino importante.

En alguna parte del alma del analista, hay un fantasma que quiere el absoluto dominio del paciente, es por ello que es tan importante trabajar en nuestra terapia con nuestro arquetipo padre o madre, con la dependencia con nuestra agresividad, nuestra prensa y vida, con nuestro ego y frustración con nuestros delirios de grandeza etc. no hay que olvidar que sólo somos un medio de recursos para el paciente. Aunque la cura depende su mayoría del paciente mismo, no hay que confundirnos con la soberbia de muchos médicos por que cuando trabajamos más con nosotros mismos, curamos más profundo.

En el texto dice que sólo Dios tiene poder sobre otros y quisiera relacionarlo con la palabra que mencionan  al sujeto, esto coloca automáticamente al paciente en una posición vulnerable porque ese sujeto tiene que sujetarse de otro, como si no pudiera sostenerse por sí solo y por lo tanto como depende de nosotros. Continúo, si el paciente está sujeto a nosotros se convierte en un objeto, el cual podemos manipular y controlar. Debemos tener cuidado con ello.

Por otro lado, la palabra fracaso proviene del italiano fracassare, cuyo significado es “romperse algo estrepitosamente”. De cierta manera la etimología le da razón a nuestra parte emocional porque cuando experimentamos el fracaso, sentimos como si algo dentro de nosotros, literalmente se “rompiera”, tal vez nuestros sueños, ilusiones y los sentimientos; por lo tanto, podríamos decir que si el análisis está condenado al fracaso, es porque en diversas partes de nuestra vida también se rompen cosas, cosas que no se pueden reparar y que por más que coloquemos pegamento, no volverán a ser iguales. Entonces sí el análisis no ayuda, porque no basta con generar insigth, me pregunto ¿que sigue?, si ya me di cuenta ¿qué sigue?, Si relaliza análisis ¿ qué sigue?

Pienso que las respuestas están nosotros  en la función más importante como terapeutas, determinar qué dirección se le quiere dar el paciente o a nosotros y es ahí donde comienza a darse el proceso de individuación, un maravilloso encuentro contigo mismo, con el sí mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s