La esquizofrenia

        Aportación académica al IMP por Stephanie Matta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La esquizofrenia es una enfermedad mental que afecta seriamente el curso de pensamiento y percepción (hay distorsión), la vida afectiva y la conducta general de la persona. Es uno de los desórdenes más serios y que incapacitan más de la patología conductual y que, en especial, cuando se ha desarrollado insidiosamente o no se la ha tratado durante largo tiempo, son muy escasas las posibilidades de una mejora sustancial. Sin embargo, cabe mencionar que cuando la esquizofrenia no ha ido muy lejos o no ha durado demasiado, por lo general, se puede aliviar en mucho la reacción esquizofrénica mediante una psicoterapia experta. A veces se puede reconocer pronto a la esquizofrenia y detenerla; y a menudo se puede “curar”.

Las reacciones esquizofrénicas muestran una impresionante riqueza de síntomas y todos ellos tienen su origen en la intrusión masiva de material perteneciente al proceso primario. Tal intrusión procede de niveles distintos de fijación inicial y esos distintos niveles encuentran expresión bien simultáneamente o en rápida sucesión. La clara aparición de la desorganización en la esquizofrenia es producto de la multiplicidad de orígenes. También refleja la presencia de la función del proceso primario junto con residuos de la función normal del proceso secundario.

En los últimos años la esquizofrenia ha ocupado un lugar junto a los sueños como la vía fácil para llegar al inconsciente. Esto no quiere decir que ambos sean iguales, pues a diferencia del soñador, el esquizofrénico está despierto y suele responder a su medio circundante inmediato. Sin embargo, los síntomas manifiestos de la esquizofrenia son tan variados y complejos como los sueños manifiestos.

Reacciones Esquizofrénicas

Las reacciones esquizofrénicas son intentos regresivos de escapar de la tensión y la ansiedad mediante el abandono de las relaciones de objeto interpersonales realistas y la construcción de delirios y alucinaciones. Se puede considerar a las reacciones esquizofrénicas adaptativas en el sentido limitado de que la regresión y el aislamiento pueden proteger a una persona de una realidad social atemorizante.

Biológica y psicológica

Las actuales creencias refieren que la causa de la esquizofrenia se ha de buscar en dos áreas:

Vulnerabilidad biológica. Algo no fue bien en el desarrollo del cerebro, haciendo a esta persona extremadamente vulnerable y más propensa a la esquizofrenia que otra persona. El motivo de un desarrollo inapropiado del cerebro de una persona puede ser hereditario; otras causas pueden ser una infección sufrida durante el embarazo de la madre, problemas durante el parto, meningitis o un accidente.

Circunstancias psicosociales. La persona sufre un golpe emocional como, por ejemplo, un divorcio, la muerte o el abandono de un miembro de la familia. En personas con esta propensión biológica, este tipo de acontecimientos pueden ‘inducir’ una esquizofrenia.

Tipos de Esquizofrenia

Actualmente existen ocho variedades de esquizofrenia adulta, entre las cuales, tres son simplemente etiquetas convenientes para atender casos difíciles de clasificar, siendo estas últimas:

  • Tipo indiferenciado agudo
  • Tipo indiferenciado crónico
  • Tipo residual

Por otro lado, están los tipos clásicos propuestos por Kraepelin, los cuales a pesar de que tienen cuadros de síntomas aparentemente diversos en realidad van juntos; puesto que las personas esquizofrénicas manifiestan demasiado a menudo síntomas que pertenecen a más de un tipo.

Tipo sencillo: Es un tipo de esquizofrenia sin alucinaciones ni delirios, pero el enfermo pierde sus capacidades. Tiene un comienzo lento e insidioso y un curso de deterioro poco notable. Todo el proceso parece el lento desaparecer de una mente que prometía durante la niñez, una detención gradual del crecimiento de la personalidad, seguido por una declinación monótona e inexorable. Tras un avance constante del deterioro, tal vez la declinación cese en un nivel de adaptación relativamente bajo. El paciente llevará entonces una vida ociosa, improductiva y al parecer carente de significado.

Tipo hebefrénico: Tiene un comienzo temprano (entre 12-13 años), sufre alteración de la conducta, hay afectividad aplanada y se presentan delirios. Por lo general no hay recuperación total.  Hebefrenia significa “mente de joven”.

El comienzo en este tipo de esquizofrenia puede ser lento e insidioso, pero también puede ser rápido, cuando se ha sufrido una pérdida o un fracaso personal. Es común aquí una conducta tonta y desorganizada. Se presentan expresiones emocionales (como risillas que parecen vacías y carentes de sentido) que vienen acompañadas de gestos, posturas y amaneramientos aparentemente simbólicos, pero por lo general extraños. El habla se vuelve amanerada, incluso al punto de la incoherencia y neologismos. Con el tiempo el hebefrénico se va refugiando cada vez más en su mundo interior de fantasías privadas, hasta que se desocializa y se hace inaccesible casi por completo.

Tipo catatónico: Hay una marcada alteración psicomotora que puede incluir inmovilidad motora (mudo e inmóvil) o actividad motora excesiva (excitación desorganizada). Puede haber negativismo extremo o mutismo. Peculiaridades del movimiento voluntario con posturas extrañas, movimientos estereotipados, muecas. Copia lo que dice o hace otra persona.

Lo catatónico se describe como grotesco, poco realista e incoherente. Tanto en el paciente catatónico excitado como en el inmóvil hay delirios de carácter persecutorio o místico y milagroso. También se presentan casi siempre alucinaciones, que suelen consistir en visiones aterrorizantes, en apariciones ininteligibles, en experiencias religiosas, en voces y otros sonidos misteriosos o espantosos. Además, este tipo de esquizofrenia surge de súbito y también de súbito desaparece.

Tipo paranoico: Se caracteriza como la preocupación por una o más ideas delirantes de grandeza o persecución. Frecuentemente hay alucinaciones, sobre todo auditivas. También se puede presentar ansiedad, ira, tendencia a discutir y violencia.

El esquizofrénico paranoico por lo general ha tenido durante muchos años dificultades interpersonales serias, antes de que aparezca la enfermedad. Por lo general se muestra tenso, incómodo y desconfiado. La esquizofrenia paranoica inicia cuando una persona comienza a perder su contacto con la realidad, sustituye las realidades de las funciones sociales compartidas con interpretaciones erróneas y en fantasías. Si el esquizofrénico paranoico no mejora, lo probable es que sufra una desorganización más seria. Los delirios se hacen cada vez más vagos e ininteligibles, o se vuelven fijos y estereotipados.

Tipo esquizo-afectivo: Es una mezcla de síntomas esquizofrénicos con maniacos o depresivos. Son comunes las alucinaciones. Abundan los extrañamientos, la despersonalización y los delirios somáticos grotescos.

Factores precipitantes

Es necesario reconocer los factores precipitantes para poder comprender el comienzo y el carácter de los síntomas. Muchos estudios han demostrado que todo aquello que precipita una reacción neurótica puede precipitar una reacción esquizofrénica en la persona cuya infancia y niñez la predispongan, cuando sufre estrés, a una desintegración general del ego (yo). El preesquizofrénico parece en especial vulnerable a cinco situaciones:

1. Pérdida o amenaza de pérdida de una fuente de satisfacción importante.

2. Pérdida o amenaza de pérdida de la seguridad básica.

3. Surgimiento de impulsos eróticos u hostiles.

4. Súbito incremento de la sensación de culpa (consciente, preconsciente y/o inconsciente).

5. Reducción de la eficacia general de la adaptación o la defensa del ego.

Siguiente publicación: Sintomatología y tratamiento de la esquizofrenia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s