LA MUJER Y LA SATISFACCIÓN MARITAL (Conclusión).

Conclusión

Mariana Margalef Mendoza
Aporte para el Instituto Mexicano de la Pareja

 

http://tiempodemujer.files.wordpress.com     A través de las tres publicaciones pasadas, hemos expuesto que se puede inferir que la satisfacción marital, es la actitud que el sujeto tiene hacia su relación marital y hacia su cónyuge y que su evaluación está sujeta a factores internos (rasgos de personalidad, valores, creencias, etc.) y a factores externos (como por ejemplo el nivel de comunicación que se experimente con el cónyuge).

Además, se puede considerar que la satisfacción que experimente la mujer en su matrimonio depende de una diversidad de factores, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Los valores y las creencias que la mujer tenga sobre la institución matrimonial, en este sentido entre más conservadora sea su escala de valores, pudiese ser que la conlleve a sentirse más satisfecha en dicho estado civil.
  • La idealización que siga manteniendo y conservando de su pareja (que mantenga de una forma u otra lo que la sociedad dicta como “un buen marido”).
  • De que si tiene que trabajar, sea más bien por desarrollo personal y no por necesidad (trabajo voluntario).
  • Del número y edad de los hijos.
  • Del ciclo vital de la pareja por la que estén atravesando (duración del matrimonio).
  • Que se dé una relación de “compañerismo” con el cónyuge.
  • Que sean satisfechas sus necesidades de afecto y sexuales (con lo cual la mujer reduce la posibilidad de buscar una relación extra marital).
  • Que experimente fuertes sentimientos de seguridad dentro de su matrimonio.
  • Un nivel adecuado de celos pues implicaría “un deseo de seguir cerca de la persona adecuada”.
  • Por la presencia de diversos rasgos de personalidad que señalen un manejo estable de las emociones. Las personas satisfactoriamente casadas se caracterizan como emocionalmente estables, consideradas por otros como dóciles, sensibles. Seguras de sí mismas y emocionalmente dependientes. Así mismo, hay que considerar la autoestima, la competencia personal, la orientación al logro
  • De un nivel adecuado de comunicación, que sea reflejo de un grado satisfactorio de intimidad.
  • De la vida espiritual compartida entre los miembros de la familia.
  • De la capacidad del sistema familiar para mantener los límites lo suficientemente permeables que le faciliten a la mujer involucrarse e interactuar fuera del sistema familiar. Lo cual señalaría el hecho de que la mujer ya no quiere que su único rol sea dentro del hogar.
  • Verse libres de un nivel patológico de estrés. Es indudable que estos aspectos, no son los únicos que influyen en la satisfacción marital de la mujer, pero pueden ser considerados como un inicio para seguir reflexionando sobre el tema y para planear investigaciones que confirmen o rechacen estos supuestos.

Además, sea como sea, queda reflejado que el nivel de satisfacción marital que la mujer experimente dentro de su matrimonio se relacionara con su calidad de vida.

Publicaciones relacionadas:

Mujer y la Satisfacción Marital (Tercera Entrega)   Impacto de la satisfacción marital en la mujer en las distintas áreas de su vida
Mujer y la Satisfacción Marital (Segunda Entrega)  Factores que influyen en la satisfacción Marital
Mujer y la Satisfacción Marital (Primera Entrega) – Introducción, La Satsfacción Marital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s